Obras Públicas

Publicado el 7 de marzo de 2018 | 12:39 pm | Por webmaster

0

RESTAURAN MONUMENTO HISTÓRICO DEL SIGLO XVIII EN TULTEPEC

  • El inmueble presentaba un serio deterioro que era inminente frenar en la medida de lo posible, explicó la Cronista Municipal, Juana Antonieta Zúñiga Urbán.
  • El equipo de trabajo ejecutor del proyecto, estuvo conformado por un arquitecto, un Arqueólogo y cinco técnicos especialistas en restauración.

 

Con el apoyo del gobierno municipal se llevaron a cabo trabajos de restauración del Santuario Parroquial de Nuestra Señora de Loreto, edificación religiosa del siglo XVIII de estilo neoclásico, considerado como monumento histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

“El inmueble constituye en sí mismo una joya arquitectónica de suma importancia como patrimonio histórico de este municipio, de los tultepequenses y de la nación, aseguró el alcalde al atestiguar la entrega de los trabajos realizados.

 

La restauración que duró cuatro meses, fue ejecutada por siete especialistas en restauración, quienes intervinieron la fachada de cantera roja, negra, blanca y una cruz de mármol.

 

Juana Antonieta Zúñiga Urbán, Cronista Municipal, explicó que “debido a que, por efectos de la erosión propia del desgaste natural, y por indebidas, aunque bien intencionadas acciones humanas, la fachada de este inmueble presentaba un serio deterioro que era inminente frenar en la medida de lo posible”.

 

Precisó que, ante esta situación, fue necesario someter la fachada de cantera a un proyecto de restauración, a fin de recuperar el estado original, aunque sólo se intervino la fachada quedando pendiente la torre para un proyecto posterior.

 

Los trabajos consistieron en la eliminación de pintura, limpieza química, retiro de resanes y demás materiales ajenos a la cantera original, reposición de resanes y faltantes de cantera, empleando cal viva, arena y polvo de cantera, reintegración cromática empleando pigmentos naturales, colocación de capa de protección con material orgánico (mucílago), emulsión especial.

 

Además, fue necesario retirar los elementos ajenos a la fachada: musgo, materiales metálicos como clavos, grapas, alambres, instalaciones eléctricas obsoletas, excremento de aves, varias capas de pintura, resanes hechos con yeso y cemento., explicó la historiadora.

 

De igual forma, en las almenas y la cruz se realizó limpieza química, retiro de resanes, reintegración cromática, reforzamiento de los soportes de estas piezas y la colocación de capa de protección con material orgánico, así como la intervención de esculturas, entre ellas la reposición de la mano de San Joaquín y la colocación de una capa protectora.

 

En su calidad de responsable del inmueble, el párroco Presbítero Juan Barrón Salinas, agradeció personalmente al alcalde, por el apoyo de su gobierno en el rescate de esta joya arquitectónica con más de 260 años de antigüedad, así como al Consejo Parroquial para la Restauración y Preservación del Templo, cuya presentación física de la conclusión de los trabajos se llevó a cabo el pasado 4 de marzo.

 

El equipo de trabajo ejecutor del proyecto, está conformado por el arquitecto Emmanuel Esquivel Acevedo, el Arqueólogo Felipe Muñoz Díaz y los técnicos en restauración, Abraham Martínez Muñoz, Arnulfo Esquivel Acevedo, Magdiel Márquez Rivera, Jacinto Salgado Solano y Luis Fernando Zúñiga Martínez.

 

Finalmente, La historiadora sugirió algunas recomendaciones para la ciudadanía en general con el objetivo de mantener la majestuosidad del inmueble en las mejores condiciones, tales como evitar recargarse y colocar suelas de zapatos en los muros, clavar cualquier objeto, recargar bicicletas y coronas mortuorias, así como los tradicionales arcos florales en fiestas patronales, concluyó.

 




Etiquetas: , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Regresar al principio ↑